La pintura a la cal, debido a sus especiales características y propiedades, permite que las paredes, tanto en interiores como en fachadas, obtengan un resultado excelente. Todo ello, con acabados de un bello aspecto natural. Por ello, actualmente, está gozando eso de gran acogida y popularidad.

En este post resolvemos posibles dudas al respecto de la utilización de este tipo de pintura mineral y cuáles son sus ventajas al aplicarla.


¿Qué propiedades tiene la pintura a la cal?

La pintura a la cal es un revestimiento natural a base de cal en pasta natural, superfina CL90-S, polvo de mármol y aditivos 100% naturales no tóxicos.

Inicialmente, su color es blanco, pero por supuesto, es posible añadir pigmentos de colores naturales con el fin de obtener el resultado esperado.

Sus propiedades son idóneas para cualquier entorno, ya que la pintura a base de cal aérea es totalmente antibacteriana, evitando los hongos y otros microorganismos dañinos. Precisamente por este motivo, la pintura cal está orientada para personas asmáticas o intolerantes a los tóxicos.

Su durabilidad es una de sus máximas, además de que no requiere mantenimiento ninguno.

De todas maneras, en caso de manchas, se puede lavar con un trapo humedecido con agua únicamente.

Su utilización puede ser interior o en exterior. En este último caso, siempre que sea en una zona con presencia de pocas lluvias.

Es un producto, no obstante, no recomendado en estancias como cocinas o baños, por los aceites y líquidos que pudiera haber. En otras zonas, como habitaciones, recibidores, salones, etc., es perfecta.

El procedimiento para la aplicación de la pintura a la cal es muy sencillo. Se realiza mediante una brocha o rodillo y no necesita ninguna otra herramienta más.


Pintar con pintura cal ofrece multitud de ventajas

Como ha podido leer, los beneficios de este tipo de pintura a base de cal aérea son numerosos. Destacamos los más positivos a continuación:

  1. Se trata de un producto que limpia el aire de las estancias, ya que las pinturas con altos porcentajes de cal absorben el CO2  del aire para transformarse en Carbonato Cálcico. No contiene tóxicos en su composición, algo excelente para cualquier ambiente.

  1. Tiene gran dureza, estabilidad y resistencia, haciendo que su rentabilidad sea excepcional y que se obtenga un resultado de alta calidad.

  1. Gracias a sus grandes propiedades, los pigmentos de colores que se pueden conseguir son muy naturales. Por este motivo, no hay colores intensos. Existe una amplia gama de tonos, armoniosos y naturales, que conectan directamente con la naturaleza.

  1. Estos pigmentos son totalmente estables a los rayos UV y a la lluvia.

  1. Anteriormente, hemos hecho hincapié en el poder antibacteriano de las pinturas a la cal. Debido al alto nivel de pH, los microorganismos tienen dificultades para sobrevivir, aspecto muy importante. Al ser una pintura transpirable, evita problemas de condensación.

  1. La pintura a la cal no tiene olor, así que es idónea para utilizar en espacios poco ventilados o en una habitación donde debe usarse al día siguiente. Ni rastro de olor.

Además, con la pintura a la cal conseguimos que una zona ofrezca una agradable sensación de bienestar.


Comprar pinturas a la cal de la mejor calidad

En Pinturas Palacios, empresa con gran experiencia en el ámbito, puede encontrar este tipo de pinturas minerales tan beneficiosas para el entorno. Sin tóxicos y con acabados suaves, muy naturales y que encajan perfectamente con multitud de decoraciones.


Contacte con nosotros y le ofreceremos una atención personalizada, tanto si necesita pinturas de estas características u otro tipo de productos relacionados con el sector.

Estamos a su disposición para lo que necesite.