El paso del tiempo puede ser un problema para la pintura, especialmente en estancias muy utilizadas, como la cocina, el comedor, la habitación de los niños, etc. Para ello y para que el acabado sea siempre perfecto, las pinturas de alta lavabilidad son la mejor opción.

Gracias a las pinturas lavables, las manchas o rozaduras desaparecen, ofreciendo un aspecto renovado y como nuevo. Son un producto idóneo con gran durabilidad y resistencia a las agresiones externas.

Las pinturas de alta lavabilidad son de alta calidad y permiten que zonas incluso como los pasadizos de una casa estén siempre impecables. Su composición es capaz de repeler casi todo tipo de manchas, como tomate, zumos, bebidas, aceite, café, huellas de zapatos, ceras, etc., y que su limpieza sea únicamente con un trapo húmedo


¿En qué consisten las pinturas lavables?


Las pinturas lavables tienen la particularidad de ser impermeables. De esta manera, se les puede aplicar agua para limpiarlas sin que se dañen o estropeen. Son realmente resistentes frente a agresiones, así que su uso está muy recomendado en multitud de entornos. En zonas infantiles son una excelente alternativa.

Este tipo de pinturas que se pueden limpiar presentan acabados satinados, debido a que el poro de la pared queda cerrado, evitando así que la suciedad pueda penetrar en su interior.

Todo ello, manteniendo sus colores intactos durante mucho tiempo y conservando el espacio en perfecto estado. Y, como no, genera un gran ahorro económico.

De esta manera, encontramos que las principales características de las pinturas lavables son:

  1. Es impermeable

  2. Tiene gran resistencia a agentes atmosféricos

  1. Es muy cubriente

  2. No pierde color

  3. No produce olores

  4. No propaga la llama en caso de incendio

  5. Es resistente a la aparición de humedades

  6. Está disponible en diferentes colores

  7. No gotea ni salpica

  8. Admite repasos y retoques

  9. Tiene muy fácil aplicación


Todas estas características, hace que las pinturas de alta lavabilidad sean idóneas para una casa, una oficina, un lugar de encuentro, etc.


¿En qué entornos utilizar las pinturas de alta lavabilidad?


Las pinturas lavables pueden ser empleadas tanto en interiores como exteriores. En el exterior son perfectas en zonas donde se requiere una protección adicional y limpiarlas con asiduidad, debido a su exposición a la contaminación y a la suciedad habitual.

Y, en el interior, es muy útil en las habitaciones de los niños o en la cocina, entre otras estancias, ya que es donde puede haber más manchas de todo tipo y provocadas por el uso cotidiano.

Tanto la aplicación como el mantenimiento de las pinturas de alta lavabilidad es muy sencillo y práctico, además que el resultado es duradero.

De esta manera, se puede realizar una limpieza periódica con un plumero suave, con el objetivo de retirar las posibles partículas de polvo que se acumulan al paso del tiempo.

En el momento que exista una mancha, primero es necesario realizar este proceso y luego utilizar agua y, para una mejor limpieza, jabón con un paño o esponja suave.

En caso de que las manchas sean humedades, se puede emplear un producto específico para este tipo de problemas.

Como ve, es muy sencillo de mantener en óptimas condiciones.


Pinturas lavables de alta calidad


En Pinturas Palacios ponemos a su disposición todo tipo de productos y servicios, tales como pinturas que se pueden limpiar fácilmente.

Contacte con nosotros y le ofreceremos una atención totalmente personalizada y adaptada a sus necesidades. Nuestro equipo está formado por expertos del sector, de los cuales recibirá un asesoramiento y orientación integral.

En Pinturas Palacios solo trabajamos con productos de gran calidad y resistencia, así que no dude en acudir a nosotros cuando lo necesite. Somos su proveedor profesional de confianza.